Ripple, la criptomoneda que cayó en desgracia

Ripple, la criptomoneda que cayó en desgracia

En pleno boom de las criptomonedas, con el Bitcoin rompiendo récords diarios en su cotización, uno de los criptoactivos más populares y mejor valorados en el mercado, Ripple (XRP), ha caído en desgracia. La Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC) presentó una demanda contra Ripple, por haber vendido XRP como si esta fuera una moneda, cuando se trata solo de un valor sin licencia para operar.

La investigación de SEC encontró que Brad Garlinghouse, CEO de Ripple, y Chris Larsen, cofundador, recaudaron 1.300 millones de dólares de forma ilegal mediante la venta de XRP. Ripple aseveró que las acusaciones eran falsas y que se defenderá. Lo cierto es que esta demanda ha provocado un abrupto descenso de la criptomoneda que perdió el 66% de su valor, hasta situarse a solo 0,20 céntimos de dólar.

Los Exchange también han adoptado medidas. Por ejemplo, Coinbase, uno de los Exchange líderes en el mundo, detuvo las operaciones con XRP y, a partir del 19 de enero, parará todas las operaciones con esa criptodivisa. Esto ha despertado el temor en los titulares de esta criptodvisa que están ahora desesperados por vender

El fallido modelo de Ripple

La caída de Ripple puede entenderse a partir del modelo en que está sustentada esta criptomoneda. A día de hoy existen dos modelos: las criptodivisas como un valor independiente, como por ejemplo Bitcoin, y aquellas que constituyen un valor que varía en dependencia de la empresa que la sustenta. Mientras mejor le vaya a esa empresa, mejor cotizará la criptomoneda. El XRP de Ripple trabaja precisamente con ese segundo modelo.

Además, a diferencia de otras criptomonedas muy legitimadas como el Bitcoin y Ethereum, el XRP no se mina. Ripple, como empresa, decide cuántas monedas libera y se queda con el resto. Ripple aseveró en su salida que contaba con 100.000 millones de XRP; pero, hasta la actualidad, solo ha liberado una parte. La empresa se ha quedado para sí cerca de 48.000 millones de XRP. Ripple saca a la venta estas criptomonedas en determinados momentos, casi siempre cuando esa cripto tiene tendencia al alza en los mercados.

Esto demuestra que el XRP depende de Ripple para funcionar y este elemento la diferencia por completo de las otras criptomonedas. La demanda de la SEC contra Ripple de todas formas podría afectar a otras criptodivisas. Incluso el Bitcoin, que tiene un modelo descentralizado y no depende de una empresa en específico, se ha visto perjudicado por el escándalo, porque han aumentado las dudas sobre las criptomonedas. Ethereum también ha tenido afectaciones, porque en algún momento de su historia recurrió a un modelo con ciertos parecidos con el de Ripple.

Ripple reconoció que está buscando una sede fuera de Estados Unidos. Los ejecutivos de la empresa acusaron al país norteño de frenar el desarrollo y la innovación. Además, aseveraron que tanto el Bitcoin como el Ethereum estaban respaldados por China.

¿Cómo terminará el escándalo de Ripple? Su salida de Estados Unidos es segura; pero parece difícil que pueda mantenerse como la tercera criptomoneda más importante del mundo.

Advertencias de riesgo
Los puntos de vistas y opiniones expresadas son opiniones de Crypto Currency 10 y están sujetas a cambios según el mercado y otras condiciones. Las informaciones proporcionadas no constituyen un consejo de inversión y no se debe confiar en ella como tal. Todos los materiales se han obtenido de fuentes que se consideran confiables, pero su precisión no es garantizada. No existe representación o garantía en cuanto a la exactitud actual ni la responsabilidad por las decisiones basadas en dicha información.
Los cambios en las tasas de intercambio pueden tener un efecto adverso en el valor, precio o sobre la rentabilidad de una inversión.
Los resultados obtenidos en el pasado no garantizan el rendimiento futuro y el valor de tales inversiones y sus estrategias pueden disminuir o aumentar.

localbitcoin_es_240x300

voip_240x600_es

Cryptocurrency10.com
Avenida Samuel Lewis, Torre Omega, suite 5D.
Panamá.

General: [email protected]
Clientes: [email protected]
Soporte: [email protected]

Teléfonos
Italia: +39 (06) 99335786
España: +34 (93) 1845787
Panamá: +507 8327893
Panamá: +507 8339512
Estados Unidos: +1 (305) 3402627

Urgencias:
+507 8339512

Servicio al cliente desde
15:00 - 18:00 (Español, inglés e italiano)